lunes, 1 de noviembre de 2010

No somos dignos.

Tan acostumbrados a oír la música que ya conocemos.
Cómo poder valorar así lo nuevo, lo diferente, lo que se adelanta a nuestro tiempo.
Hemos oído a un genio, y no hemos podido, ni sabido entenderlo.
Cáspita.

He tenido ante mí a un monstruo de la composición (en sentido positivo, obviamente) y lo único que he sabido pensar es: ''Menos mal que tu obra no ha durado más de diez minutos.''
Maldita sea mi altivez tradicionalista. Mierda.

3 comentarios:

Vicky dijo...

No lo dirás por Mugarri, ¿verdad? ¬¬

S. Ludw dijo...

¡Pues sí, y no es irónico, aunque sorprenda!

Jon dijo...

Sara, di lo que quieras, a mi me sigue pareciendo espantosa. EL arte moderno si, hasta un cierto punto!!

Publicar un comentario

La vida, la vida.