viernes, 13 de abril de 2012

12 dioptrías

Todos me conocen mejor que yo.

¿A quién le importan las parrafadas sobre cosas que no deben tocarse?

Me gusta modificar entradas ya publicadas. Nunca me decido, como se sabe.

Los días grises nos persiguen allá donde vamos, entonces. Lo de siempre, pues. "Todo lo de cada uno depende de cada uno." Si viviéramos en desgracia no podríamos quejarnos como señoritos del spleen.

2 comentarios:

Jon Idoate dijo...

Soy amante de las parrafadas sobre temas que no deben tocarse. ¿Significa eso que escribirás una de esas parrafadas? :D

Jon Idoate dijo...

No creo que sea tan sencillo como que nos persiguen. Más bien yo diría que es inevitable tenerlos, y vayamos a donde vayamos no podemos escapar de algo tan propio como el sentirte gris de vez en cuando. Supongo que es parte de nuestra humanidad.

Publicar un comentario

La vida, la vida.